Tener varios baños en casa es una gran ventaja, especialmente cuando se tienen hijos. Estos permiten que haya más espacio para que todos los miembros de la familia, lo que ahorra tiempo y estrés durante las mañanas agitadas entre semana.
Destinar uno de los baños en exclusiva para los más pequeños de la casa brinda también la oportunidad de ponernos creativos y pensar un diseño de interiores adecuado para los niños en el que se sientan cómodos y representados.
Tanto si estás pensando en remodelar el baño de tus hijos como si te has mudado y ahora puedes adaptar uno por primera vez, te queremos dar algunos consejos para decorar un cuarto de baño infantil.

Elige una temática duradera

Algo muy importante a tener en cuenta cuando se rediseña un espacio es la capacidad de ese nuevo diseño de interiores para mantenerse relevante y moderno a lo largo de los años. Para garantizar que el espacio no envejezca como lo harán tus hijos es fundamental que los elementos fijos sean neutros y jugar con artículos que puedan ser reemplazados a medida que los intereses de los niños van cambiando. Hablamos, por ejemplo, de alfombras vinílicas infantiles, juegos de toallas, fotocuadros o cortinas de ducha.

Incluye a tus hijos en el proceso de diseño

Lo último que deberías hacer si quieres tener éxito es diseñar el cuarto de baño de tus hijos sin pedirles su opinión. Ya sean jóvenes o adolescentes, incluir a los niños en el proceso de redecoración puede facilitarles la vida y hacer que se sientan mejor en relación con el espacio.
Dejar que se expresen e incorporar sus colores favoritos y sugerencias es bueno para ellos.

Prioriza el almacenamiento

El baño a menudo tiende a ser un lugar en el que reina el desorden al tratarse de un área tan pequeña con mucha actividad diaria. La instalación elementos de almacenamiento eficientes no solo fomenta una limpieza fácil, sino que también es una manera de hacer que la habitación se vea más elegante y ordenada.

Envío gratis en 48/72h Laborables Descartar

Back to Top