Alfombras vinílicas infantiles Animal print

Las rayas son un elemento básico que a menudo está presente en el diseño de interiores. Existen muchísimos patrones de rayas y cada uno -por su forma, color, espacio entre ellas- consigue dar un efecto distinto.
En este post queremos daros algunas ideas para introducir las rayas en tu decoración.

Alfombras de rayas

Un clásico. Elegir una alfombra tradicional o una alfombra vinílica de rayas es una de las formas más sencillas de añadir este patrón a cualquier espacio. Hay que tener en cuenta que este ocupará gran parte de la superficie, por lo que es importante tener en cuenta el color y elegir un diseño que no nos sobrepase.

Rayas en la pared

Ya sea mediante baldosas, pintura, papel pintado o azulejos vinílicos, la rayas en la pared aportan originalidad a cualquier estancia, sirviendo a su vez de punto focal y dotándolas de personalidad. Como ocurre con las alfombras, elegir un diseño arriesgado puede hacer que nos cansemos de él rápidamente, por lo que es interesante contrastar lo arriesgado de las rayas con una paleta de colores neutros.

Rayas en textiles


Esta es probablemente la forma más habitual de encontrar patrones rayados en cualquier hogar. Podemos verlos en sofás, cojines, manteles, cortinas, toallas…Cuando dotamos de estilo a elementos que no son únicamente decorativos, nuestro diseño de interiores adquiere una nueva dimensión, integrándose a la perfección con la cotidianidad.

Rayas a gran escala


Si quieres causar un gran impacto con las rayas, una buena opción es ir a lo grande. El uso de franjas aisladas de grandes dimensiones aporta un nuevo acento a cualquier habitación.

Envío gratis en 3-5 Días hábiles. Descartar

Back to Top