Cómo planificar el espacio

Categories: Tags:
Trucos Home decor

Cuando un decorador profesional o un aficionado al interiorismo se encuentra con una habitación vacía, aparece la misma sensación que tiene un escritor frente a una hoja de papel en blanco o un pintor frente a un nuevo lienzo. Hay quien cree que la planificación de un espacio es algo tan simple como colocar un sofá, poner un armario y que haya espacio para poder transitar y… ¡voilà! Ya tenemos un salón.Por supuesto, no es así como funciona.
 
Mobiliario Decoración
 
Planificar con éxito las habitaciones de una casa requiere considerar una variedad de tangibles: función, limitaciones físicas, tamaño o mobiliario, por nombrar algunas. Antes de comenzar a planear nuestro próximo proyecto de diseño de interiores sería interesante considerar lo siguiente:
 

1. Determinar la función.

Debemos pensar cuidadosamente en qué actividad se desarrollará en el nuevo espacio y quien lo usará. Debemos preguntarnos qué se requerirá ese espacio. ¿Vamos a organizar cenas en él? ¿Cuántas personas vamos a meter ahí? ¿Cuáles son nuestras limitaciones y las de nuestra familia debido a la altura, edad y capacidad física? ¿Cómo de duradero y accesible debe ser todo?
 
Mobiliario Tendencias Interiorismo
 

2. Obtener medidas precisas.

La precisión es vital cuando se planea un espacio, especialmente cuando se está elaborando un plan inicial, así que es imprescindible obtener unas medidas correctas. Recomendamos dibujar un plano del lugar, midiendo cuidadosamente cada detalle. Los diseñadores a menudo trabajan dentro de un rango definido de medidas para muebles y accesorios y así pueden prevenir posibles problemas y conseguir el ajuste perfecto tanto proporcionalmente como estéticamente.
Las mediciones son extremadamente importantes para asegurar un espacio funcional y eficiente; y deben ser especialmente precisas cuando se planifican cocinas, baños y comedores, donde se necesita tener espacio suficiente entre muebles, armarios, electrodomésticos y accesorios.
 

3. Considerar la ergonomía.

El estilo de los muebles sigue a la función. Una vez que hemos determinado la función de la habitación y la cantidad de espacio disponible, podemos empezar a averiguar qué muebles funcionarán mejor. La función y el espacio son importantes pero no debemos olvidar la comodidad.
Cuando hablamos de ergonomía nos referimos a analizar aquello que vamos a hacer respecto al espacio. Debemos observar que impide estar cómodos y tratar de eliminar todos los elementos perturbadores.
 
Decoración Interiorismo
 

4. Hacer que el espacio fluya.

La nueva habitación necesita tener un plan de espacio que fluya no sólo dentro de sí mismo, sino también respecto a las otras habitaciones de la casa.
El flujo de un espacio a otro toma en cuenta la función (por ejemplo, mantener la cocina cerca del comedor), pero también considera los materiales y el color. Una continuidad de los materiales y el color de una habitación a otra -muebles, suelo, carpintería, zócalos o puertas- permitirá que nuestra casa fluya también visualmente.