papel pintado salón

El papel pintado es uno de los productos más utilizados para decorar el salón gracias a la facilidad que tiene de renovar el espacio en cuestión de minutos. Además de, ser muy fácil de colocar, limpiar y con una gran variedad de diseños disponibles.

Ventajas de usar el papel para pared en el salón

Si quieres añadir un toque diferente o cambiar el look del salón, el papel pintado es tu mejor aliado:

  • Fácil de colocar: el papel pintado de nuestra web es autoadhesivo y muy fácil de aplicar, no necesitarás herramientas ni aplicar cola. Será tan fácil como aplicarlo con la mano o con una espátula. Además, este papel para pared no deja burbujas.
  • Esconde imperfecciones: si tienes una imperfección en la pared y no quieres pintarla de nuevo, puedes colocar el papel de pared encima y hacerlas desaparecer en cuestión de segundos.
  • 100% lavable: nuestro papel pintado es 100% lavable con agua y si la mancha persiste, puedes utilizar un poco de jabón neutro para acabar de eliminarla.
  • Un diseño para cada estilo: existen infinidad de diseños desde geométricos, florales, con textura, botánicos… ¡para que encuentres el que más encaja con tu estilo!
papel de pared

Elige el estilo de papel pintado antes de todo

Lo primero de todo es definir que estilo tiene el salón para poder elegir el papel pintado autoadhesivo adecuado. Para conseguir un ambiente más clásico, el papel de pared en tonos crudos, tierra y neutros será un acierto seguro. Si quieres conseguir un espacio más acogedor y cálido, puedes optar por estampados florales y para un estilo más moderno, los estampados geométricos no pueden faltar.

Esta es nuestra selección de estampados para decorar el salón:

Consejos para decorar el salón con el papel de pared

Lo más habitual, es colocar el papel pintado en una pared del salón siendo la favorita la de detrás del sofá y la de la televisión. Aunque, lo podemos aplicar en otras zonas dependiendo del efecto que queramos conseguir. Evita siempre, colocarlo en superficies que tengan ventanas o puertas, los papeles siempre lucen mejor en paredes enteras.

  • Delimitar una zona: el papel pintado es perfecto para delimitar zonas de forma visual. Sobretodo, si tienes un salón de grandes dimensiones o open concept que comparten salón y comedor o bien, si tienes un pequeño rincón como el de lectura.
  • Destacar un mueble: puedes focalizar toda la atención hacia una zona del salón como por ejemplo, en un mueble con un diseño original añadiendo papel pintado en esa pared. No hace falta aplicarlo en la pared entera, lo puedes colocar solo en el ancho que ocupe el mueble, ¡el acabado es creativo y único!
  • Crear efectos visuales: el papel de pared nos ayuda a crear efectos visuales por ejemplo, si queremos aumentar la altura del salón, podemos escoger un diseño geométrico de rayas verticales para que nos de la sensación de amplitud. Para conseguirlo, lo ideal es forrar más de una pared.
  • Combina y vencerás: la combinación de pintura y papel de pared es una elección ganadora. Te aconsejamos que elijas pinturas con tonos neutros para que combinen mejor con los estampados.
papel pintado autoadhesivo

💡 Si quieres arriesgar, puedes optar por colocar papel hasta la mitad de la pared y pintar el resto. O bien, colocar un zócalo a media altura y en el resto empapelarlo.

Carrito

Back to Top