Como hacer que un dormitorio parezca más grande y acogedor en 5 pasos

Categories: Tags:
Paredes Interiorismo Decoración

Las habitaciones pequeñas o los cuartos de invitados pueden parecer más una cueva que un lugar donde estar a gusto. Si un espacio carece de luz natural, almacenamiento inteligente o la paleta de colores adecuada, seguramente no sea el lugar más cómodo. Pero gracias a técnicas de decoración adecuadas, los dormitorios más pequeños pueden ser mucho más funcionales e incluso parecer más grandes.
Conozcamos algunas de ellas.
 
Almacenamiento Decoración Mobiliario
 

1. Agregar estanterías integradas.


Las estanterías empotradas de poca profundidad pueden ayudar a obtener almacenamiento y mantener el espacio. Pueden utilizarse, por ejemplo, como mesilla de noche, eliminando la necesidad de muebles adicionales. Encajar la cama en el centro de la estantería evita que esta ocupe más espacio del necesario.
 

2. Dejar entrar la luz natural.


Aunque encontremos fundamental que entre la luz natural puede que, debido a las dimensiones de la habitación, solamente podamos poner la cama frente a la ventana. Si esto ocurriera, existen cabeceros de cristal con marcos metálicos o translúcidos que permiten el paso de la luz solar.
 
Estanterías Home decor
 

3. Jugar con los espejos.


Utilizando espejos podemos duplicar la cantidad de metros cuadrados visuales de una habitación de forma sencilla. En una habitación pequeñas podríamos reemplazar las puertas del armario con espejos. El efecto tiende a funcionar mejor cuando los espejos van del techo al suelo y de pared a pared.
 

4. Utilizar un sofá cama.


Un sofá cama puede ayudar a crear la ilusión de que la habitación es más una pequeña sala de estar que un lugar invadido por una cama. Algunos de estos disponen de espacio para almacenamiento bajo el somier, haciendo de los sofás cama una excelente opción para una una habitación pequeña.
 
Diseño de interiores Mobiliario Paredes
 

5. Pintar el techo.


Pintar el techo del mismo tono que las paredes puede ayudar a borrar las líneas de sombra que definen visualmente un espacio. De lo contrario, un techo blanco y unas paredes más oscuras reduce inmediatamente la sensación de espacio. Cuando las paredes y el techo son del mismo color, es más difícil para el ojo percibir dónde comienzan y terminan los límites de la habitación, haciendo que la habitación parezca más grande.